Gabia, 11 de agosto de 1936. Al amparo de las sombras de la noche, un camión procedente de Santa Fe se detiene frente a la tapia del cementerio. 13 personas, entre las que se encuentra el alcalde Juan Peinado Morales, 1 mujer y un niño de 13 años, componen la carga del convoi. Es esa noche la que da inicio a nuestra historia. Y ese brutal asesinato... El que marcará para siempre el destino de un niño. Salvador Peinado... huérfano de la guerra civil, y con tan solo un año y medio, se convertirá en superviviente de por vida. Una persona entregada a su trabajo, su mujer, sus hijos y la defensa de los derechos de sus semejantes.






Més noticies